3.20.2014

Inspiración



Suerte o desgracia, será, para un interiorista encontrar que el espacio a acometer es ya en si mismo un proyecto perfecto. Unos suelos que crujen historias de antiguas vidas reflejan molduras cuya imagen no requiere de más adorno. La chimenea que un día mantuvo la calidez del hogar es sustento de un conjunto de cirios y velas que mantienen su llama.

No hay comentarios: